Este texto constituye una revisión histórica de prácticas artísticas y de gestión conectadas con lo crítico, social y político desde los años 60 hasta el 2014 en el Ecuador, con énfasis en lo colectivo y colaborativo frente al trabajo más individual y autoral.